May 20, 2007

La División y la Unidad

La oración de Jesús es que todos sus seguidores sean uno, unidos en Espíritu y corazón. Y nada une a dos personas como el trabajar lado al lado con el mismo propósito.

Jesús nos advierte que son pocos los obreros (Mat 9:37). El volverse discípulo de Jesús significa dejar todo y volverse obrero como él. Y son pocos los quienes se animan.

Pero, Dios trabaja para unir a todos los que le quieren servir de todo corazón. Y de donde salgan, Dios irá poniendo más y más personas de un mismo sentir y pensar.

1 comment: