May 14, 2007

Aclarar, revelar, y desmentir

Actualización: Este artículo fue escrito originalmente para defender a Kip y a su iglesia, sus enseñanzas, etc. Pero desde entonces Kip me amenazó personalmente con destruir a mi familia, entre otras situaciones muy feas bajo el liderazgo de su mano derecha. Si gusta, puede leer aquí abajito para ver que tan emocionado estaba yo por Kip, tomando en cuenta la gran ironía de que tan terriblemente salió todo después.

--------

Hay mucha información falsa y dañina que se está circulando cerca de Kip McKean y el Nuevo Movimiento de Dios, el Movimiento de los Discípulos Completamente Comprometidos (New Movement of God, Sold-Out Discipling Movement). Esa información extiende hacia él, su carácter y sus motivos, y hacia los otros hombres y mujere quienes nos hemos unido a él y Jesús en el sueño de cumplir el mandato de Mateo 28:18-20, de ir y hacer discípulos de Jesús de todas las naciones, de bautizarlas, y de enseñarles todo lo que Jesús mandó hacer.

Yo, por mi parte, tengo once años de ser discípulo en diferentes iglesias, y he visto a muchas personas empezar a criticar duramente a Kip.

Yo por mi parte, decidí mudarme a formar parte de la iglesia que él estaba dirigiendo en Portland, Oregon, y ver de cercas, y participar en, lo que está haciendo.

Por lo que he visto personalmente, y lo que he vivido, estoy en un lugar como ninguna otra persona de habla española para decir la verdad de las cosas, revelar lo que unos quieren esconder, y aclarar, explicar, y desmentir cerca de lo que está pasando en los ministerios de Kip y sus seguidores.

Y eso me va a dar mucho gusto.

2 comments:

  1. Querido hermano:

    Muchas gracias por tu comentario en nuestro blog y por tus experiencias. Mientras lo leí reparé en algo que no había considerado: los líderes tienen sus diferencias. Sé que como estén los líderes dependerá en mucho en cómo vaya la iglesia, pero también sé que ellos no son LA iglesia. Podemos convivir, intercambiar puntos de vista, debatir, pero nunca perdamos de vista que lo que nos une no es Kip o Al o Josué o Victor, sino la sangre de Cristo. Si mantenemos este supuesto intacto, lo demás se puede dar. Un abrazo y esperamos verte de nuevo por nuestro blog:
    http://discipulos.wordpress.com/

    ReplyDelete